2016, prácticas del error, caos y supervivencia de LFdTV.

lfdtv-logo

Con este articulo comenzamos una declaración por partes desde los adentros de LaFábrika detodalavida; sus saberes, sus aprendizajes, sus males comunes, sus luchas y reivindicaciones, sus propuestas y sus historias de vida interconectadas.

Los finales de año siempre son fechas de pensar[se], de ver resultados, de mirar al futuro, de reinventar[se]. En nuestro caso, este principio de 2017 es el momento para contar lo sucedido en 2016 de manera crítica y sincera para autoconstruir nuevos aprendizajes desde los errores.

Durante el mes de Enero revisaremos diferentes perspectivas de la historia de LFdTV conectadas con este pasado 2016. Una época de cambios y caos que nos lleva a reflexionar de manera intensa sobre las verdaderas cuestiones que atraviesan los proyectos sociales de gestión ciudadana. Haciendo visible lo invisible, transparentando las entrañas de la supervivencia más allá de los logros, lo bonito de las redes y las presentaciones públicas.

Introducción.

El día 25 de Abril de 2015 inaugurábamos LFdTV después de cinco años de intenso trabajo de rehabilitación autoconstructiva, burocracias, cambios de perspectiva y líos variados. Nos remontamos a Enero de 2014, cuando en otro artículo de esta web cerrábamos así -“No será este el ultimo trámite, como quien dice, esto acaba de empezar, serán muchas más las equivocaciones, los aciertos, las dudas y las incertidumbres, pero así funcionan las experiencias vivas”-. Esta frase viene a recordarnos que en LFdTV siempre estamos empezando, en un nuevo amor libre, en una nueva hazaña, en un seguir vivas. Esta familia esta siempre en una metamorfosis, empezando nuevos caminos, quizás esa es nuestra razón de ser y hacer.

Para finales de 2015, teníamos muchas ganas de dejar de lado los tornillos que tantas alegrías nos han dado y nos seguirán dando para empezar a soñar con nuevas realidades. El final de la obra se había convertido en algo tedioso, aburrido, agotador y sobre todo, había anulado nuestra capacidad creativa. Si algo no nos podíamos permitir era apagar esa parte creativa y nuestra apuesta en la construcción de los comunes y la producción cooperativa. Cerramos el año con una autogestión muy fructífera, celebrando con otras nuestra puesta en marcha en diferentes actividades, proyectos, espacios de reflexión y con el culmen del VIII Encuentro Internacional de la Red Arquitecturas Colectivas, pero con la precariedad estrangulándonos las vidas y las ganas muy bajas.

#Porkinprogress 17

Precariedad.

Como adelantábamos, los últimos tiempos de LFdTV no habían sido nada fáciles, aunque en los comienzos de 2016 cargamos algunas pilas y empezamos a mirar a largo plazo, era el momento de poner todas las energías en el futuro. Estábamos activas y con la mente puesta en sustentar nuestras vidas después de años sin ver un solo céntimo de este proyecto por parte del equipo gestor, arrastrando con nosotras a esa precariedad incluso a técnicos y colaboradores. Sí, habíamos invertido nuestro tiempo, nuestro dinero, nuestros esfuerzos, nuestras vidas y las de otras muchas personas, nos habíamos autoprecarizado mucho para hacer realidad LFdTV. Con ese escenario, nos pusimos a trabajar en soluciones viables y sostenibles al mismo tiempo, abriendo cauces de relación y reflexiones entre lo espacial, lo colectivo y lo individual.

Somos muy inquietas y el equipo gestor de LFdTV ya venía cruzándose históricamente con otros proyectos, plataformas, redes e investigaciones de las que habíamos aprendido otras formas de sostener este tipo de procesos, era el momento de poner todos los saberes encima de la mesa y probar[nos]. Con esa mesa repleta de ilusiones, entre los meses de Enero y Abril diseñamos una especie de “caosplan” a corto, medio y largo plazo sin saber que es lo que saldría de ahí. En este, se mezclaban convocatorias a proyectos con nuevos procesos a desarrollar en el marco local y regional, posibilidades de autogestión del espacio, colaboraciones con otras, dinámicas de activación y un largo etcétera de campos de acción donde insertarnos. Todo ello para reforzar nuestra postura por seguir trabajando e investigando entre la gestión social del territorio, la cultura libre, la autoconstrucción y los comunes.

La apuesta clara y concisa era respaldar económicamente el espacio de LFdTV a nivel de actividades y a nivel humano, poder liberar a alguno/s de los miembros del equipo gestor para generar programas específicos que conectaran con lo local y el territorio extremeño. Teníamos claro que el espacio en si mismo es autogestivo, se mantiene con sus pequeñas actividades, un bar a veces funcional a veces agotador y por los logros alcanzados en la gestión del convenio de colaboración con la administración de Los Santos de Maimona. El reto mas complejo estaba en sostener las vidas.

La gestión de las energías humanas de un equipo tan reducido es agotadora, la constancia y dedicación para que los sueños de este espacio se vieran cumplidos pasaban por las diferentes formas de autogestión, pero también por la profesionalización de sus prácticas. Queríamos dar un pequeño salto de escala mirando hacia una propuesta estable en la gestación de contenidos, valores y cambios sociales a medio/largo plazo. Todo esto pasaba por mantener un equipo que pudiera mirar al futuro sin poner en riesgo su salud física, psicológica y económica.

No nos engañemos, estos espacios necesitan personas que los mantengan y nosotras no estamos en una ciudad con la masa crítica suficiente como para que todo funcione bajo la autogestión. Somos pueblo y de ello somos conscientes, es más, esa es una de nuestras apuestas más fuertes, lo rural también es parte de las nuevas formas de gestionar y construir los comunes, aunque a muchas de las que están en esto a veces se les olvide.

#InauguramosLFdTV3

Relaciones y sostenibilidad.

En esa línea de salto de escala y con nuestro plan claro, nos presentamos cara a cara con muchas -casi fueron todas- secciones de la administración pública, local, provincial y autonómica y algunas entidades privadas de carácter “social”. Nuestra propuesta era generar relaciones colaborativas y cooperativas que pudieran conectarse en un ecosistema de procesos y proyectos a medio/largo plazo con los que sostener las vidas y las actividades que se iban a realizar en LFdTV. En esa propuesta, a parte de señalar los logros conseguidos, las redes y proyectos en los que participamos, la evolución del proyecto durante los años y los números y evaluaciones sociales del mismo, teníamos tres líneas de acción;

– un espacio de pedagogías abiertas en torno a la creatividad con el que reforzar un contenido semanal de actividad conectado con los intereses de los habitantes del municipio,

– una investigación para el desarrollo de un plan de socialización patrimonial sobre el futuro de la antigua cementera y su relación con el contexto social local,

– un proyecto de cohesión territorial y desarrollo rural donde pudieran converger propuestas y programas sociales y culturales concretos para actuar en red desde los comunes en la gestión social de territorio y para dialogar a nivel nacional e internacional con experiencias y actores externos.

Todo esto eran añadidos a la gestión del espacio que ya veníamos haciendo a través de dinámicas de ociocultura rural unidas a los saberes populares, la festividad, los espacios relacionales de reflexión y las ya clásicas comidas de LFdTV. Aparte, el espacio es nuestro lugar de trabajo en el que se gestan y conspiran proyectos propios o colaboraciones con otros colectivos.

Poco hemos hablado de estos planes/proyectos que presentamos, todo tiene un porqué. Aunque los proyectos siguen activos esperando su momento en el cajón de los “¡y sí!” de LFdTV o en desarrollo, los mismos fueron ignorados casi por completo por todos los agentes, técnicos, representantes y personas de las administraciones públicas y privadas con las que nos reunimos. Somos muy abiertas, pero una cosa es proponer modelos de colaboración y otra insertarse en las “miahas”, aderezos o cambios al gusto que algunas de estas instituciones te proponen. Nuestras maneras de hacer pasan por la libertad de pensamiento y acción, no por ello siendo completamente autónomos, sino en la construcción de una lógica de cooperación social, económica, cultural y ecológica en el devenir del estado tal como lo conocemos actualmente y del que ya poco o nada queda.

Limitados a su posición de “padres y madres” -mas bien solo padres- de la “democracia”, todas las instituciones de este y otros territorios siguen pensando y actuando como meros interlocutores para la “sociedad del bienestar” sin transcender de lo meramente técnico, sin arriesgar nada, sin ni siquiera escuchar. Es mas, son capaces de promulgan nuevos conceptos y programas con la misma lógica que nuestras propuestas bajo los modelos de emprendimiento o innovación social -mañana será otro concepto-. Su objetivo, encapsular y precarizar aún más las formas de hacer de movimientos sociales, personas y colectivos, llevándolos al terreno de la apuesta única regida por el aparato estatal. Un sistema social fijo y cerrado con el que controlar el desarrollo humano y cualquier práctica que ponga en contradicción el sistema capitalista de producción, trabajo asalariado, competitividad e ideología individualista.

La intención de LFdTV no pasa por inventar nuevas concepciones de lo público -que también-, la idea es acercar las opciones de desarrollo a quienes son objeto y beneficiarios del mismo. Generar espacios de corresponsabilidad social, radicalización de la democracia, construcción de ciudadanía activa y políticas públicas basadas en buscar mejores opciones de vida en condiciones de libertad, reciprocidad, transparencia, confianza y apoyo mutuo. Todo esto, con un enfoque centrado en lo local y/o territorial, ya que el desarrollo social no se resuelve en lo nacional, cada contexto es particular, único y diferente en cada región, municipio, comunidad o localidad. No pretendemos seguir en las líneas clásicas y establecidas, queremos aportar y fabricar nuevas relaciones de cooperación interinstitucional entre lo publico, lo privado y la sociedad civil.

#InauguramosLFdTV23

Ganas y supervivencia.

A pesar de este revés, de esta apuesta fallida e ingenua que nos hizo debilitarnos aún más y perder un tiempo magnífico para seguir pensando[nos], seguimos adelante. Nos adaptamos una vez más, sin dejar atrás esa lucha pero indagando en nuestras propias maneras de cuidarnos y proceder colectivamente. Nuestro discurso al fin y al cabo es nuestra práctica diaria, y en ella hemos sido capaces de desenvolvernos originando otras formas de relacionarnos interna y externamente en una de las realidades más duras y complejas para la juventud en la historia de la “democracia” española.

El kit de supervivencia utilizado han sido muy variado, en la misma medida frustrante e ilusionante. Nos hemos visto atravesadas este pasado año por el abandono y también por la descentralización del equipo de LFdTV a nivel territorial, esto nos ha supuesto confluir en nuevos espacios de aprendizaje, colaboración y producción cooperativa pero también ha supuesto un esfuerzo extra para seguir con la actividad.

Estamos unidos y red con otros agentes autonómicos, nacionales e internacionales con los que compartimos nuestro ser, crear y estar en este mundo de injusticia social, económica, ecológica y cultural. Seguimos con las ganas suficientes para afrontar nuevos imaginarios bajo una identidad colectiva, quizás no tan arraigadas al territorio como nos gustaría. De lo que si estamos seguras, ahora más que nunca, es que todas estas experiencias y saberes van a converger en nuestra comunidad cercana tarde o temprano, tenemos las espaldas anchas y estaremos soportando cualquier envite. Sin prisa, sin pausa y desde abajo.

En los próximos capítulos de esta evaluación del 2016 contaremos cuales han sido los mecanismos para mantenernos vivas, para seguir haciendo, para seguir aprendiendo, para cuidarnos, amarnos y afectarnos, para mirar el territorio, para cooperar con otras, para convertir las desilusiones y los errores en oportunidades con las que soñar LFdTV en los márgenes y las grietas del mercado y el estado.

Feliz 2017. Resistencia activa y amor!

  • Próximo capitulo: 2016, cuidados orgánicos entre lo individual, lo colectivo y lo local. Una reflexión sobre la gestión interna, las formas de sostener[nos] lo relacional, los afectos y los efectos, las crisis de compromiso con lo social y lo local y los acuerdos de mínimos para seguir en la acción.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s