Fabrikando

“Fabrikando” es un artículo de Alejandro Hernández Renner para la versión en papel del periódico Hoy Extremadura dentro de su columna semanal Exnovadores del día 07/05/2015.

LFdTV_CoLab

19 colectivos internacionales, 25 colectivos nacionales, más de mil personas de 13 nacionalidades diferentes trabajando … no son cifras de la organización del Rally Dakar, sino de uno de los proyectos más modestos y sorprendentes desarrollados recientemente en Extremadura, que ha merecido la atención de medios de comunicación internacional como Al-Jazeera o The Guardian. Con una inversión de 15.000 EU han logrado rehabilitar un antiguo espacio industrial que cuesta arreglar diez veces más.

¿Cómo? Primero, optando por el reciclaje de materiales, recuperando como elemento constructivo lo que estaba destinado a escombro, dando una segunda vida a viejas tejas al quitarles el polvo de cemento adherido tras los 17 años de funcionamiento (desde 1956 a 1973) de la desmantelada fábrica de cemento de Los Santos de Maimona donde se ubican. En segundo lugar, asumiendo, en sus propias palabras, una nueva forma de construcción, un largo proceso de “arquitectura un poco fea”, como dice el padre putativo y firmante del proyecto, el inefable arquitecto sevillano Santiago Cirugeda, arquitectura más que de ladrillos, de redes de afecto, de colaboración, de apoyo mutuo, de amor a las personas y al sitio mismo olvidado durante más de 30 años. En tercer lugar, combinando elementos de forma ingeniosa: redes, instituciones, y microfinanzas de esas que ahora llamamos crowdfunding, dando lugar, mediante un intenso proceso relacional, a un lugar autoconstruído que pertenece, rotundamente, a la ciudadanía.

Gracias a la sensibilidad del titular del edificio que estaba abandonado, el Ayuntamiento, a lo largo de dos corporaciones de distinto signo político, y sobre todo gracias al trabajo apasionado de los “Fabrikantes”, iniciado por dos Licenciados en Bellas Artes, Siro y Pedro, a los que se han sumado otro, Nacho, una abogada experta y singular, Marta, y un arquitecto atípico, Carlos, la autoconstrucción ha permitido, con el apoyo imprescindible de un maestro albañil de los buenos, Maxi, el cambio de percepción del espacio en un sola generación, obteniendo el valor añadido al involucrar a los usuarios en el proceso. LaFábrika detodalavida es una asociación de cinco personas, escrita con K porque es arquitectura anárquica o sin jefes, pero es mucho más: arquitectura donde todas, amas de casa, artistas, arquitectos, abogados, cocineros y perros, personas entre los 17 y los 68 años, participan, sugieren, aprenden y aportan. El convenio con el Ayuntamiento incluye el reciclaje de materiales viejos acumulados en los almacenes municipales, con lo que además se ahorra mucho dinero de los ciudadanos porque encuentran un nuevo uso en una instalación pública. Esto obedece a la sensibilidad ambiental de LaFábrika, conscientes de que la construcción es, tal y como se ejecuta convencionalmente, una de las actividades más contaminantes del mundo.

AACC_ext

LaFábrika son energía humana y creativa en el siglo de la precariedad, creando un espacio vivido de muchas formas antes y ahora de otras nuevas, un contenedor de iniciativas emprendedoras y de ociocultura en el entorno rural, que albergará en septiembre el VIII Encuentro Internacional de Arquitecturas Colectivas. Gracias, colegas, por seguir fabrikando.

HOY 7.5.2015

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s